Deja un comentario

Algunos mitos sobre la memoria

El diario inglés The Guardian nos ofrece una interesante serie de artículos, escritos por especialistas, que tratan sobre diferentes aspectos relacionados con la memoria (desde sencillas técnicas para mejorarla hasta los principios básicos de su funcionamiento).

En uno de esos artículos, Christian Jarrett nos comenta cuáles son los mitos más comunes que asociamos con el funcionamiento de nuestra memoria.

Jarrett menciona los siguientes:

La memoria actúa como una grabadora de vídeo: según esta creencia, nuestra memoria nos permite grabar de manera exacta los eventos que vemos o escuchamos, para poder recuperarlos después. La realidad es que el proceso de recuperación de un evento es muy imperfecto, y está sometido a diversas distorsiones.

Hay personas que poseen una memoria fotográfica: una creencia relacionada con el mito anterior. Hay personas que muestran verdaderas proezas memorísticas: Jarrett menciona el caso de Lu Chao, que fue capaz de recitar los primeros 67.890 dígitos del número pi. No obstante, estas proezas dependen de técnicas mnemotécnicas y de miles de horas de práctica.

El olvido se produce de manera gradual: si la memoria no funciona como una grabación de vídeo, hay detalles de los eventos que se pierden justo en el momento en que se almacenan en la memoria. Por tanto, el olvido ocurre inmediatamente después del evento.

La confianza en nuestra memoria es un indicador fiable de su exactitud: algunos factores, como el cuestionamiento continuado de un suceso, puede llegar a aumentar nuestra confianza en la veracidad de nuestro recuerdo, pero eso no implica que nuestro recuerdo sea verdaderamente veraz. Además, el nivel de confianza puede variar mucho entre personas, sin que ello esté relacionado con la calidad del recuerdo.

Los recuerdos traumáticos pueden ser reprimidos y recuperados años después: la memoria de los eventos emotivos no es más exacta que la de eventos corrientes. Lo mismo se puede afirmar de los eventos traumáticos.

La hipnosis puede ser utilizada para recuperar memorias olvidadas o reprimidas: la evidencia disponible sugiere que la hipnosis no ayuda a la recuperación fiable de memorias, sino que además puede incrementar de una manera la fe de las personas en su capacidad de memoria, sea o no exacta la recuperación de eventos.

Los amnésicos olvidan quienes son: la amnesia se suele manifestar como la incapacidad de anfianzar nuevas memorias. En concreto, lo que queda afectada es la capacidad de convertir las memorias a corto plazo en memorias a largo plazo. Por tanto, un amnésico puede recordar su identidad y la historia de su vida pasado, pero no los sucesos posterior al episodio que provocó su amnesia.

Un artículo divulgativo, escrito hábilmente y con sencillez, que puedes leer aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: