Deja un comentario

La física intuitiva de los bebés

Los humanos venimos al mundo con unos conocimientos básicos sobre cómo se comportan los objetos y otras personas. Así, aunque no se nos instruye directamente sobre cómo se comportan e interaccionan otras entidades, somos capaces de ir más allá de la experiencia directa, y hacer inferencias basadas en poca o ninguna evidencia.

Estos conocimientos se han identificado en diferentes dominios: se habla así de una biología intuitiva, una psicología intuitiva y una física intuitiva.

Un reciente artículo resume los principales hallazgos de tres décadas de investigación en el campo de la física intuitiva.

Según los resultados de la revisión, los bebés poseen un detallado conocimiento sobre la manera en que los objetos se comportan e interaccionan desde las primeras semanas de vida.

A los 2 meses de edad, los bebés poseen conceptos básicos sobre la continuidad, la cohesión y el cambio de propiedades de los cuerpos.

Al menos a partir de los 5 meses, los bebés también tienen expectativas sobre las sustancias no sólidas, en atributos como la movilidad, la penetración y la cohesión.

Además, una extensa literatura indica que los bebés poseen sofisticadas habilidades de representación de la cantidad, siendo capaces de discriminar entre cantidades discretas y continuas.

Una completa revisión que podéis leer aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: