Deja un comentario

Entrevista al sociobiólogo E.O. Wilson

El biólogo Edward O. Wilson ocupa un puesto de honor en la moderna teoría evolutiva moderna. Wilson publicó en 1975 el libro: Sociobiology: the new synthesis, en el que exponía que el comportamiento social de los animales (incluídos los humanos) podía explicarse como un efecto de la influencia de los genes. Las ideas del libro de Wilson impulsaron la creación de un nuevo campo, la Sociobiología.

Dada la importancia que tienen los procesos culturales para los humanos, la sugerencia de que nuestra vida social estuviera basada en nuestros genes, y no en nuestra libre voluntad, desató una violenta polémica. El paso de los años y las nuevas evidencia han apaciguado, en cierta manera, las disputas más enconadas, aunque ciertos sectores siguen considerando que los sociobiólogos y los psicólogos evolutivos basan sus argumentos en simples conjeturas.

El escritor Carl Zimmer ha realizado recientemente una entrevista a Wilson, en la que éste habla de su nuevo libro, The social conquest of the Earth, pero también de una cuestión candente en la sociobiología actual: el concepto de fitness inclusivo.

El fitness inclusivo es un concepto que acuñó el biólogo William D. Hamilton en 1964, y que permite explicar algunos comportamientos sociales relacionados con el altruismo: en pocas palabras, el fitness inclusivo supone que, en ocasiones, ayudar a individuos emparentados genéticamente es una manera de ayudar a la difusión de los propios genes.

El fitness inclusivo permite reconciliar el comportamiento social altruista con el hecho de considerar la unidad básica de la selección natural al individuo, y no al grupo. No obstante, en 2010 Wilson y sus colegas Martin Nowak y Corina Tarnita publicaron un artículo en la revista Nature en la que argumentaban que el fitness inclusivo no tiene sentido matemático, y que la selección a nivel de grupo puede explicar los comportamientos altruistas.

¿Cómo? Según nos comenta Wilson en la entrevista:

The way I define it, group selection operates on the fitness, or lack  thereof, of the social interactions in the group. In other words, it’s not  simply group versus group in that sense but what actions individuals take that  affect the group. And that would of course be communication, division of labor  and the ability to read others’ intentions, which leads to cooperation.

When it’s an advantage to communicate or cooperate, those genes that promote  it are going to be favored in that group if the group is competing with other  groups. It gives them superiority over other groups and the selection proceeds  at the group level, even as it continues to proceed at the individual level.

Podéis leer la entrevista de Zimmer a E.O. Wilson en este enlace. También podéis leer una reseña de la polémica sobre el concepto de fitness inclusivo, escrita por Zimmer, en este enlace.

Créditos:

Imagen vía Wikipedia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: