2 comentarios

¿Está la imitiación de los bebés guiada por el razonamiento?

El estudio de las habilidades de los bebés es de gran importancia para la ciencia cognitiva, porque puede darnos una idea aquellas capacidades que puedan ser innatas, y de aquellas que puedan ser aprendidas. Una de las capacidades que presenta mayor interés para los investigadores es la capacidad de los bebés para entender las acciones de los otros.

En 2002, un estudio publicado en Nature sugería que los bebés poseían la capacidad de entender las intenciones mediante el uso del razonamiento. El dieño experimental era sencillo. Bebés de 14 meses observaban a un adulto realizar un acto muy inusual: encender una lámpara utilizando la cabeza para contactar con ella. Cuando se les dejó a solas, el 70 por ciento de los bebés imitaron a los adultos, pero sólo cuando las manos de los adultos estaban libres. En una réplica del experimento, si las manos de los adultos estaban ocupadas sosteniendo una toalla, sólo el 20 por ciento de los bebés imitaban a los adultos en su extraña acción.

En otras palabras, parecía que los bebés llevaban a cabo un razonamiento: si las manos del adulto estaban libres, pero la lámpara se encendía con la cabeza, es que quizá había alguna razón para hacerlo; y al contrario, si las manos del adulto estaban ocupadas, pero las de los bebés no, entonces no parecería haber ninguna buena razón para encender la lámpara con la cabeza. Un reciente estudio viene a poner en duda esta interpretación, sugiriendo que los bebés no imitaron gracias a un razonamiento, sino a una distracción de los bebés inducida por los experimentadores.

Según los autores del nuevo artículo, observar los rostros de los experimentadores envueltos en la toalla del estudio original pudo haber distraído a los bebés de la acción que estaban observando. Para llegar a esta conclusión, los autores replicaron el estudio original, pero añadieron dos condiciones.

En la primera condición, se comprobó que situar dos “smileys” rojos en la mesa antes del experimento hacía descender las imitaciones cuando los experimentadores encendían la lámpara con las manos libres.

En la segunda condición, se permitió a los bebés observar la toalla durante cinco minutos. Tras ese periodo, se observó que la tasa de imitación aumentó hasta el 70 por ciento cuando los experimentadores encendían la lámpara con las manos ocupadas en la toalla. Por tanto, no encontraron diferencia en los porcentajes de imitación en las dos condiciones del experimento original.

Según los autores, los resultados de la réplica del estudio original sugieren que el factor racional puede descartase como el motivo que favorece la imitación de las acciones de los otros a esa edad tan temprana.

Podéis leer una reseña del artículo en este enlace, y el artículo completo en PLoS ONE.

2 comentarios el “¿Está la imitiación de los bebés guiada por el razonamiento?

  1. Estoy muy verde en todos los diferentes temas que expones, pero creo que empiezan imitando sin más, lo de razonar diría que viene un poquito más tarde, aunque no entiendo del tema😉

    Muchas gracias por compartir con nosotros este nuevo articulo, esta nueva oportunidad de conocer el alucinante mundo de la mente humana🙂

    • Hola Nina:

      Pues parece que, según el nuevo artículo reseñado, tienes toda la razón: primero imitación “sin más”, y después razonamiento.

      Muchas gracias a ti por tu comentario, y por tu apoyo: es todo un placer escribir para lectores como vosotros😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: